Las 7 demandas más insólitas del mundo

¿Te paso alguna vez que un cliente se acerco a tu despacho con una demanda TOTALMENTE insólita?… No te preocupes, hubo casos peores…

 

¡Te traemos las 7 demandas
más insólitas del mundo!

 

1) Alcalde de Batman demanda a Batman

batman-demandado

Por si no lo sabía, en el sureste de Turquía se encuentra ubicada una ciudad con el nombre de Batman. En 2008, su alcalde Hüseyin Kalkan, decidió ponerse en la tarea de demandar a los directores de la película: El caballero de la noche considerando que hicieron uso fraudulento del nombre. El diario la tercera comenta que en este territorio a los ‘batmarienses’ se les tiene prohibido usar como denominación comercial el nombre de Batman para sus restaurantes y negocios.

 

2) ¿Te puedes demandar a ti mismo?

Sí. Barbara Bagley lo hizo. En 2011 esta mujer conducía su Range Rover en Nevada cuando tuvo un accidente de tráfico y su marido, que iba de copiloto, salió precipitado del vehículo y murió. Para evitar pagar a los acreedores de su marido con el dinero que había heredado tras su muerte, Barbara tuvo una idea: ¿y si se demandaba a sí misma por homicidio imprudente y negligencia? De esta forma, la compañía de seguros debería hacer frente a los pagos, pensó. Y además, si ganaba el juicio, recuperaría su dinero y el de su propia negligencia. Brillante, ¿verdad? Los abogados siguen todavía intentando salir del entuerto.

genius

 

3) Roba una casa, se queda atrapado… ¡Y DEMANDA A LOS DUEÑOS!

ladron-atrapado

Las demandas surrealistas no sólo tienen el objetivo de conseguir una indemnización de las grandes marcas. En 1998, un ladrón de Bristol, en Pensylvannia, quedó atrapado en una casa en la que trató de robar. La familia que se alojaba en ella se encontraba de vacaciones, por lo que el hombre quedó encerrado en la vivienda durante 8 días. En ese tiempo tuvo que sobrevivir a base de conservas enlatadas, soda y comida de perro. Una vez liberado, denunció al dueño de la casa por daños morales sufridos por el incidente. El hombre fue compensado con 500.000 dólares.

que-inyustisia

 

4) El novio no la hizo llegar al orgasmo, ella lo demandó

mujer-re-caliente

En 2005 una mujer brasileña fue a un juicio bastante particular. Cinco años antes, cuando tenía 31 años, se dirigió a la estación de policía de Jundiai donde denunció a su novio por no ser capaz de hacerla llegar al climax.

Esta señora tiene un desorden químico en el cerebro que le provoca la necesidad de obtener orgasmos durante todo el día. Según el Siglo de Torreón, se conocen pocos detalles de la decisión que tomó la justicia, lo cierto es que los juguetes sexuales existen.

 

5) Se quedó dormido en clase, lo despertaron y demandó

durmiendo-en-clase

En 2008 un estudiante de secundaria en Conneticut alegó sufrir una pérdida auditiva importante cuando el profesor de matemáticas golpeó su palma hacia abajo con el objetico de despertarlo, pues se había quedado dormido en plena clase.

La cadena Fox News dice que los padres de este joven demandaron a la escuela Dabury High “El tímpano de la oreja izquierda de mi hijo estalló con el absurdo golpe a la mesa que hizo el profesor”, cuenta el papá.

 

6) No se salva ni Dios

la-mano-de-dios

La extraña tradición que hay en los Estados Unidos de interponer demandas por cualquier motivo llega hasta las esferas más altas. Por ello, Dios también ha sido objetivo de algunas de las demandas más absurdas que se han producido en los Estados Unidos. En 2007, un senador estadounidense demandó a Dios por causar catástrofes en el mundo. Sin embargo, Dios no se presentó en el proceso, por lo que tuvieron que acudir representantes de varias religiones.

 

7) Inodoro criminal

Historia-del-inodoro

Las vacaciones de 1999 fueron una tragedia para el canadiense Edward Skwarek. Sus partes íntimas quedaron aplastadas entre la tabla y la tasa de un inodoro defectuoso, en el baño de una reconocida cadena de café, en Nueva York. Además de dolor, le provocó discapacidad sexual, dijo, y reclamó US$ 1,5 millones. Su esposa pidió otros 750.000 por haber sido privada de los servicios conyugales.

 

Grupo Professional Escrito por: