fbpx

¿De qué se trata la tecnología Blockchain y las Criptomonedas?

por |

Durante los últimos meses, es posible que hayamos oído hablar mucho sobre las criptomonedas y también sobre la tecnología que se encuentra por detrás del funcionamiento de las mismas.

Los especialistas en tecnología, muchos economistas y estudiosos del tema aseguran que blockchain es una tecnología lo suficientemente potente para revolucionar nuestro futuro y cómo las criptomonedas vienen a traer un escenario de una nueva economía digital que va a cambiar las reglas de juego para siempre, haciendo que el dinero controlado y de emisión centralizada parezca dentro de poco tiempo algo completamente antiguo.

¿Qué es la tecnología blockchain?

Blockchain —o cadena de bloques en español—, es una gran base de datos pública, compartida y descentralizada que funciona como un libro contable donde se registran operaciones de compraventa o cualquier otro tipo de transacción.

Para poder ponerlo a modo de ejemplo para el lector, podemos imaginarnos a la blockchain como si fuera un libro contable, pero donde existen copias del mismo que se encuentran distribuidas en cientos de miles de computadoras. En cada página de este gran libro, se van anotando todas las operaciones existentes, que dependen de resultados obtenidos en operaciones anteriores.

Bitcoin: la génesis 

La tecnología blockchain fue utilizada por primera vez como método de contabilidad para el Bitcoin. Este es un protocolo descentralizado de código abierto que se transmite de forma peer to peer (P2P), esto significa de persona a persona, sin la necesidad de un banco central que la emita o un gobierno que la controle.

Fue creado en el año 2008 por un programador desconocido bajo el pseudónimo de “Satoshi Nakamoto” —del cual a la fecha se desconoce su paradero— a los fines de ser utilizado como medio de intercambio, mercancía y sistema de pagos.

Satoshi trabajó junto con otros desarrolladores voluntarios en la creación de esta tecnología cuando casualmente el mundo aún se encontraba bajo las sombras de una de las peores crisis económicas que hayan ocurrido en la historia, donde la desconfianza crediticia llevó al colapso económico a miles de personas y se inició un periodo de gran desconfianza en la economía centralizada, gobiernos e instituciones.

El nacimiento de un “dinero digital” como método de contabilidad, por parte de una criptomoneda que no está avalada por ningún banco ni autoridad central y que usa blockchain para garantizar la seguridad de las transacciones, resultaba y aún resulta algo bastante distópico, pero —como todos sabrán— hay un mundo “antes y después de internet”.

Existen diversos tipos de criptomonedas —más de 10.000 tomando de referencia la información del sitio Web Coinmarketcap—. Si bien gran parte de ellas utilizan la tecnología blockchain como aspecto relevante, se valen de distintas tecnologías, fundamentos y funciones criptográficas.

Los criptoactivos son el conjunto de activos digitales que utilizan en su gran mayoría la tecnología blockchain y la criptografía para su funcionamiento. 

Podemos dividir estos activos digitales —expresados en forma binaria— que representan un “valor” en los siguientes tres grupos: Criptomonedas, Tokens y Commodities o futuros.

Dentro del concepto de criptomonedas podríamos hablar sobre las monedas descentralizadas, como el Bitcoin; las monedas centralizadas, aquellas que están controladas por alguna entidad; y las criptomonedas estables llamadas stable coins —criptomonedas que buscan reducir la volatilidad en relación con algún activo estable—.

Una moneda estable puede estar colateralizada por dinero fiduciario como el dólar, por materias primas, etc. 

¿Quién controla las transacciones con Bitcoin? 

Gracias a la sofisticada tecnología blockchain, son los propios usuarios que forman la red Bitcoin quienes lo hacen. 

Cada transacción se replica en todos los nodos que forman la red, de manera que se crea una contabilidad pública y fácilmente verificable.

La tecnología blockchain tiene más usos aparte de ser los rieles por los que corren las criptomonedas como Bitcoin.

Existen otras blockchain como es el importante caso de la Blockchain de Ethereum, que incorpora tecnología de primera línea como la Ethereum Virtual Machine, que es una de las piezas claves en el funcionamiento de la blockchain de Ethereum. 

Su función es la de permitir la ejecución de programas o smart contracts con la finalidad de desplegar sobre dicha blockchain una serie de funcionalidades añadidas para que los usuarios puedan disfrutar de las mismas.

La existencia y continuo crecimiento de la tecnología blockchain ha captado el interés de múltiples empresas, como IBM, FedEx, MetLife, PayPal, más de 260 aerolíneas, entre muchas otras más. 

¿Por qué hay escépticos de este tipo de dinero o valor?

Algo que siempre comparto y es una consideración personal es que —como todas las etapas en el mundo— siempre existen escépticos e incluso detractores. 

Todo lo nuevo, y sobre todo lo “disruptivo” que nos viene a cambiar la forma de hacer las cosas o a exigirnos aprender algo nuevo, suele generarnos sentimientos encontrados.

Hay personas que piensan que es una burbuja, otros que creen que el dinero tiene que tener otras características, y así cientos de opiniones. 

Creo que, en el aprendizaje, todas las opiniones son válidas, pero no podemos negar que la tecnología desde el nacimiento de internet vino para quedarse y avanza a pasos agigantados. 

Muchas personas hace pocos años no hubiesen pensado que hoy estarían haciendo compras en internet desde su teléfono móvil y que la única forma posible de adquirir algo era ir a una tienda o a una “despensa”, como dicen en el interior, y hoy vemos cada vez más personas comprando en MercadoLibre, alojándose en Airbnb, tomando Uber y mirando todas las series de Netflix. 

Todo cambia con la tecnología, incluso el dinero.

Citar: www.grupoprofessional.com.ar/blog/  – GP05072021IGAR

Copyright 2021 – Grupo Professional – Capacitaciones Jurídicas – Av. Córdoba 1522 –  3er Piso – Ciudad Autónoma de Buenos Aires – Argentina.

Las opiniones, informaciones y complementos son de exclusiva propiedad y responsabilidad del autor.

Deja un comentario